En Julio de 2012 mi lado izquierdo de la cara se paralizó por un herpes en el oído; me recetaron cortisona, aciclovir y mucha paciencia por lo lenta y larga que es la evolución de la enfermedad; Después de 45 días de “paciencia” y desesperación decidí buscar un fisioterapeuta especializado en parálisis facial y Acupuntor; y encontré a Philippe. Sólo habia un problema de 120 kilómetros de distancia y lo soluccioné. En la primera visita comprobé acreditación academica, conocimientos, habilidad… y plenamente confiada, empecé mis dos sesiones semanales de terapia.

En la tercera sesión supe que había acertado: movía el lado paralizado de mi cara. Hoy ya puedo cerrar el párpado, leer, comer, beber, hablar y sonreir con “casi” normalidad. Los ruidos y mareos insorportables son ahora casi imperceptibles. He pedido el alta por que ya estoy “visible” socialmente para trabajar.

A todos los que tengais parálisis faciales os digo: paciencia, si pero activa… no os conforméis y buscad ayuda  especializada; Gracias , Philippe.

 

Paloma De Villota