Llevé a mi bebé de 10 meses por un proceso de bronquiolitis. Me dijeron que la fisioterapia respiratoria era indicada para bebés y me decidí a llevarlo. Al llegar a consulta, me di cuenta de que es algo muy habitual como tratamiento en las clínicas de fisioterapia, ya que había varios bebés por el mismo motivo. Me explicaron que en Francia es el tratamiento principal, siempre con la prescripción del pediatra. La mejoría fue instantánea, el masaje bronquial le hizo subir las secreciones y pudimos dormir bien todos.

 

Pablo Miralles